El martes 28 de abril de 2020 entra en vigor el nuevo Real Decreto 448/2020, que establece nuevos requisitos orientados a una mejora de la seguridad, protección medioambiental y de la eficiencia de la mecanización  agraria en España.

Madrid, 27 de abril de 2020  

La publicación del Real Decreto 448/2020, sobre la caracterización y registro de maquinaria agrícola, introduce cambios importantes en los requisitos y procedimientos del Registro Oficial de Maquinaria Agrícola (ROMA), con un objetivo claro de mejora de la seguridad de los agricultores y ganaderos, de la protección medioambiental y de la eficiencia agronómica de la maquinaria.

A partir del 28 de abril de 2020 no podrá darse de baja un tractor agrícola de más de 40 años y sin estructura de protección frente al vuelco homologada (ROPS) para cambiarlo de actividad, ni para cambiarlo de titular o darlo de baja temporal. Esta medida, claramente orientada a la mejora de la seguridad de los agricultores y ganaderos, está suscitada por el aumento del número de accidentes de este tipo de tractores en los últimos años, cuyo mercado de segunda mano también estaba creciendo a un ritmo superior al del resto de tractores usados con una edad inferior.

Estos tractores podrán seguir siendo utilizados por sus propietarios y se podrán dar de baja como tractor de colección en el caso de otras personas estén interesados en conservarlos, pero quedarán fuera del ROMA –y, por lo tanto, sin matricula– y no podrán utilizarse en trabajos de uso productivo ni volverse a dar de alta.

En esta línea, tampoco podrán darse de alta tractores usados procedentes de otros Estados Miembros desprovistos de ROPS.

En lo que respecta a la protección medioambiental, se busca evitar la mecanización de la agricultura española con vehículos no sujetos a la legislación de emisión de gases que está en vigor en la UE, y por ello se prohíbe el alta de vehículos  usados de importación cuya fecha de entrada en servicio sea anterior al 30 de junio de 2001, en el caso de tractores, o al 31 de diciembre de 1998, en el caso de máquinas autopropulsadas.

Por último, el establecimiento de las marcas de calidad, es un paso más en el trabajo que lleva años desarrollando el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), para subvencionar aquellos modelos de máquinas más eficientes basándose en protocolos de ensayo reconocidos internacionalmente. Hay trabajo por delante para ayudar al Ministerio, y en concreto a la Estación de Mecánica Agrícola y los laboratorios de ensayo que se designen, en la concepción y análisis de los procedimientos de ensayo necesarios para la obtención de las marcas de calidad. ANSEMAT seguirá apoyando con sus recursos y experiencia en esta labor, que sin duda será beneficiosa para los fabricantes y usuarios de maquinaria agrícola.

En un momento como el actual, el MAPA sigue apoyando al sector agrícola y ganadero, buscando la mejora de la mecanización en los tres pilares de la sostenibilidad agrícola. En la parte económica, la mejora de la oferta tendrá un impacto positivo en la rentabilidad, y para ayudar a la demanda, el ministro ya anunció en febrero que el Gobierno incrementará en los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2020 la partida para financiar el Plan de Renovación del Parque Nacional de Maquinaria Agrícola (Plan Renove) por encima de los ocho millones de euros; que confiamos salga publicado en las próximas semanas. ANSEMAT agradece la puesta en marcha de este nuevo Plan Renove, que en 2020 será más necesario que nunca.

 

#EsteVirusLoParamosUnidos